Todas tenemos que tomar decisiones difíciles en distintos momentos de la vida, a veces más a menudo de lo que nos gustaría, ¿verdad?

Es ese salto al vacío, y sin más garantía que tu fe y tu confianza de que todo va a salir bien, y que estás haciendo lo correcto..

uuufffff.. ¿lo correcto para quién?

¿Y si…. (algo) sale mal?  ¿Y si no es cómo imagino?….

¿Será realmente para mí?

¿Me voy a arrepentir de esto?

Cuando se trata de una decisión difícil, se nos pasan estas preguntas y muchas más por la cabeza.
Porque efectivamente, es la cabeza la que toma el control en automático.Estos son los riesgos cuando eso ocurre:

  • Que sufras parálisis por análisis...  Lo piensas tanto, le das tantas vueltas que al final te quedas paralizada, y es probable que encuentres en tu mente “excusas” perfectas para no tener que dar el paso, tomar la decisión… en definitiva, arriesgar.

  • Qué entres en un vértigo existencial escuchando unas y otras opiniones de los demás… no hay una que sea igual que la otra!!!

     

    Y no importa, pues en definitiva la única voz que importa es la tuya.

    A mi personalmente me ayuda compartirlo con personas queridas, sabias, que sé que me quieren y que sé que estamos en la misma frecuencia de apertura mental, valentía y amor. Y con todo lo que me ayuda compartirlo y escuchar sus feedbacks, al final siempre vuelvo a mi antes de decidir.

  • Al hilo de la anterior, que vivas todo el proceso con miedo, pero no el tuyo, sino los diversos miedos de otras personas. Cada persona te va a dar su opinión basándose en sus propias creencias, sus propios miedos y su propio sentir… “Lo que él o ella haría”.

  • Que quieras hacer lo correcto, lo responsable, lo que está bien… y vuelvo a preguntarte: ¿Lo correcto para quién?


    En mi última decisión difícil, (hace 3 días),
    no dejaba de preguntarme y preguntar a personas cercanas:

    “¿No es una locura? ¿No es muy irresponsable?”
    Hasta que me di cuenta que esas eran las voces de papá y de mamá en mi cabeza.

Desconfía de los ¿Y si….?

Es obvio que una situación difícil te va a llevar a un espacio de incertidumbre, pero sin duda cualquier ¿Y SI…? serán probabilidades de las infinitas disponibles, y ninguna aún real., pues pertenecen a un futuro que aún no se ha manifestado…
así que de jugar,  juega al ¿Y Si… ? expansivo:

¿Y si sale bien?
¿Y si esto me va a enriquecer como persona?
¿Y si es la oportunidad que estaba buscando y pidiendo?
¿Y si voy a conocer personas extraordinarias gracias a ello?
¿Y si es fuente de inspiración a cada paso?
¿Y si me lleva directamente a vivir mi sueño?

Mejor, ¿Verdad?

Al final lo que nubla nuestra capacidad de decisión es esa discusión que ocurre entre tu corazón y tu cabeza.
Cuando estás más en el PENSAR que en el SENTIR.

Recientemente he tenido el recordatorio, gracias a una formación que estoy haciendo, de lo interesante que es fluir en el SENTIR- HACER – PENSAR para tomar una decisión.

En automático tendemos a primero PENSAR algo, luego HACERLO, y por último averiguar cómo se siente.
Yo ya me había pasado al SENTIR, luego PENSARLO (planificarlo), y finalmente dar el salto y HACERLO.
Y la propuesta aquí me encantó:
Primero lo SIENTES, luego lo HACES, y después, ya en el barro, lo PIENSAS 😀 😀 😀  ¡ME ENCANTA!

Y me encanta, porque es algo que he hecho algunas veces, y cuando lo he hecho me sentía culpable, me habían enseñado que eso es irresponsable.

Y ojo, no te digo que no haya que mirar ciertas cosas de sentido común, lo que si te digo es que si SIENTES algo muy tuyo, en que todo tu SER te dice SÍ, entonces encuentra la forma de HACERLO, que en el día a día llegarán los pensamientos, los apoyos y todo lo que necesitas adecuado para eso que SIENTES.

1.- Y esa es la primera clave. Primero SIENTE, luego HAZ, y después PIENSAS, CO-CREAS, DAS FORMA.
¿Lo quieres hacer porque así lo SIENTES desde el corazón, o porque crees, PIENSAS, que es lo que deberías hacer,” lo que toca”?

Cuidado con Analizar demasiado la situación, es cuando puede llegar la parálisis por análisis, que lo aparques y “procastines”, o incluso que te llegues a olvidar de tu sueño.

Los SENTIMIENTOS y las EMOCIONES son nuestras grandes guías de camino… ¿Energéticamente la decisión ENCOGE o EXPANDE?

2.- La segunda es que encuentres tu Motivación, y te diría que ya no tanto el ¿Por Qué lo haces? (que te lleva al pasado),  como el ¿Para qué lo haces? que te conecta con tu propósito, con tu visión, con tus sueños.
Lo haces para huir de una situación? o para cumplir un sueño?

La motivación e inspiración son importantes, porque son los que te van a acompañar todo el camino después de haber tomado la situación difícil, y los que te van a dar la fuerza y la energía para perseverar cuando lo necesites.

3.- Procura ver el cuadro mas grande, con gran perspectiva… en una Visión a largo plazo, en donde aún no sabes cómo, pero sabes a donde te diriges y para qué.

4.- Si es miedo lo que tienes, ¿es un miedo a “Fracasar”? ¿a que no salga bien?
Si tuvieras total garantía de éxito… ¿Lo harías?
si la respuesta es SÍ, ya lo sabes.
Lo que demuestra que el miedo que te está impidiendo tomar la decisión solo está en la mente, no es real.

5.- Tu decisión: ¿Es para tu mayor bien y si lo sigues, también para el mayor bien de los demás? gracias a todos tus aprendizajes y a que te vas a acercar a tu mejor versión y mayor potencial?  ¿Sientes que es para el mayor bien de todos los implicados y, poniéndome romántica, para el mundo?

Ojito: si alguien en tu entorno “cree” que tu crecimiento y florecer va a ir “en su contra”, eso tampoco es real, es el miedo, la inseguridad y las creencias de esa otra persona. Tu bienestar honesto y auténtico en el mas alto bien, jamás va a dañar a otro ser humano.

PRÁCTICA

Ese SENTIR como primer paso está muy relacionado con tu INTUICIÓN, y la intuición es como un músculo, cuanto mas atenta estás, más la escuchas, más poderosa y certera se vuelve.

Un ejercicio que te recomiendo para ejercitar ese músculo y hacer mas fina esa escucha es:
[ A menudo durante el día para escuchar tu voz interior, con una simple pregunta…
¿Cómo me siento?
(Cierra los ojos y respira profundo, aquietando tu mente y relajando tu cuerpo antes de responder, se puede hacer en medio minuto)

Y ahora sí, esta es la práctica para poder tomar una decisión difícil:

1.- Cierra los ojos, con las manos sobre el centro de tu pecho (en el chakra del corazón)

2.- Toma 3 respiraciones lentas y profundas, al mismo tiempo que sientes como relajas todo tu cuerpo.

3.- Lleva una mano al vientre, sobre tu útero, tu matriz. (En donde tanto hombres y mujeres tienen un poderoso centro energético, llamado HARA en Japón, o TAN TIEN en el Tao.)

Ahora tienes una mano en tu corazón y la otra en el vientre.

Siente mientras respiras y sigues relajando y calmando tu cuerpo y tu mente.
Imagina que vas pasando un radar por tu cuerpo, con la mirada hacia adentro... aflojando y respirando cualquier tensión…
Quédate en este momento… aquí y ahora.

4. Conecta con la DECISIÓN DIFÍCIL que te está costando tomar…
¿cómo te sientes si tomas la decisión A? ¿se expande tu energía, tu cuerpo… o se encoge? ¿se siente ligero… o pesado?
¿ y si tomas la decisión B?
¿Y si no haces nada de nada? llamémosle decisión C

5.- Sigue dejándote sentir con cada decisión, esta vez a un año vista...
¿Cómo te ves dentro de un año con la decisión A, B o C tomada?

6.- Conecta con tu Ser mas elevado, con quien imaginas es tu Mejor Versión, con tu Diosa Interior.
Representa tu Esencia, tu energía mas pura, tu alma, y quien sabe para qué estás en este mundo. Fíjate que te observa con dulzura y ternura, con paz y amor pleno hacia ti.
Con las manos en tu vientre y en tu corazón pregúntale.
¿Qué camino sientes que tu Ser mas elevado te invita a tomar?

Y muy importante, hagas lo que hagas, que sea desde el amor, sé muy amable contigo misma. Sin exigencias.

Sin perder la perspectiva que tu eres la única persona que puede hacer algo por ti, y que es importante que seas la PROTAGONISTA en las Decisiones de tu Vida, en lugar de vivir a merced de otros, o de lo que pueda pasar.

Con la indecisión, con los miedos, estás entregando tu poder.

Las claves y la práctica que te doy te ayudarán a combinar lo que sientes intuitivamente (tu Ser mas elevado hablándote) con el sentido común, para el mayor bien; y cuanto mas lo pongas en práctica, más irás recuperando y fortaleciendo tu poder personal.

La vida tiene su papel también, se trata de una danza entre tú y ella, nadie más.

Y te cuento un secreto: No hay error posible...

Todas las decisiones, todas las vidas posibles tienen tesoros, aprendizajes, retos, y cosas bonitas para ti.
Va a depender también de tu mirada y tu actitud al caminarlas.

Confía en Ti.

Confía en la Vida.

Con Amor,
Montse

NOTA: Esta práctica(  y muchas más ) es una de las que estaremos compartiendo todo el mes de Noviembre 2020,
¿Te has apuntado?  Información en este enlace.
https://montsekamala.com/practicas-eft-tapping-medicina-energetica-eden/

tusaludemocional.com utiliza cookies con la finalidad de ofrecer un mejor servicio y experiencia de navegación. Al continuar con la navegación aceptas el uso de cookies. Mas información.

ACEPTAR
Aviso de cookies